Mejorar la comunicación agroalimentaria.

Intervención de Joaquín Olona en la presentación del título»Experto Universitario en Comunicación  Agroalimentaria» ofrecido por la Universidad San Jorge en colaboración con la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España. Caixaforum de Zaragoza, 1 de febrero de 2017.

En una sociedad cada vez más urbana y, consecuentemente, cada vez más alejada de la realidad agrícola y rural pero también más interesada en el conocimiento a la par que más consciente y sensibilizada con las interrelaciones existentes de la alimentación con la salud, con la cultura, con el medio ambiente y con otros muchos ámbitos, la comunicación agroalimentaria se hace más necesaria que nunca.

En una sociedad agraria y rural, como lo fue la nuestra hasta hace cincuenta años, no hace falta explicar mucho sobre la vinculación existente entre agricultura y alimentación. Sin embargo, en nuestra sociedad resulta imprescindible hacerlo. También por el hecho de que la agroalimentación es objeto de una política pública que sigue siendo la más importante de la UE.

La comunicación agroalimentaria, en estos momentos, adolece de dos importantes carencias:

1.- Insuficiencia de profesionales especializados. Porque se trata de un ámbito enormemente complejo y amplio que exige conocimientos y habilidades específicas para poder transmitir con rigor y eficacia la realidad  social, económica, tecnológica  y política que configura el sector. Contar la PAC, por ejemplo, es una ardua tarea.

2.- Insuficiente comprensión, por parte del sector y de sus agentes, de lo que es y del papel que juega la comunicación en nuestro tiempo. Particularmente, en el actual contexto de complejidad sociopolítica y en el que, además, existe una desmesurada competencia por llegar a una opinión pública desbordada como receptora de mensajes.

Es preciso dar la bienvenida a esta nueva oferta de formación universitaria especializada al tiempo que la enhorabuena a la Asociación Española de Periodistas Agroalimentarios (APAE) por promoverla y a la Universidad San Jorge por acogerla. Una formación que, sin duda, redundará en la mejora del sistema agroalimentario así como en su necesaria modernización institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *